Jesta 2013 – Crónica Prototipera

Un año lúdico no está completo si no se puede pasar por las Jesta que organizan impecablemente los chicos de Jocs Quart.

Este año, como el anterior, las Jesta han sido para mí el encuentro prototipero del año. Muchas caras conocidas y unas cuantas nuevas, todos buscando a algún incauto que quisiera someterse a nuestros prototipos. Y la verdad, cuando alguien prueba uno de tus prototipos y ves que están disfrutando, riendo y pasando un buen rato sientes recompensado el esfuerzo invertido.

mi mesa

Los gatos y los aliens, listos para dar guerra.

 

A las Jesta llevé Una Vida de Gatos, que cumplen su primer añito desde su presentación en sociedad. La Gran Invasión, que está teniendo buena acogida, pero que aún le quedan cositas que pulir. El Bosque, que estuvo mareando en el 3º Concurso Imprimir y Jugar de la parejita jugona. Y un experimento de party-chorri juego que tiene como título provisional ¡Bichos!.

Para poder probar ¡Bichos! necesitaba un grupo de 7 a 8 personas, que se conocieran bien entre ellas y fueran bastante liantes. Y justo que aparecieron a primera hora del sábado.

Muy mal no lo estaban pasando con el cachondeo que me traían.

Muy mal no lo estaban pasando con el cachondeo que me traían.

Se rieron, se hicieron mil pullas y se lo pasaron en grande, más adelante hablaré de este party game de faroleo y subastas.

 

El resto del día demostraciones de La Gran Invasión ocuparon casi todo mi tiempo. La gente se lo pasó bien y gustó bastante en general, pero necesito crear una hoja de ayuda con un resumen de las habilidades y equilibrar un par de cositas.

Los chicos de la AMB de Burjassot se montaron un duelo épico por la conquista de la Tierra. La sonrisa maquiavélica de Pepe no tiene precio.

Los chicos de la AMB de Burjassot se montaron un duelo épico por la conquista de la Tierra. La sonrisa maquiavélica de Pepe no tiene precio.

 

Entre partida y partida y cigarrete y cigarrete puede probar otras cosas. Adela Torre estuvo con sus prototipos, de The Jelly Monster Lab ya os hablé (atentos porque se está preparando una campaña de crowfunding para el juego), trajo Tubex (nunca se cómo se escribe) un juego de realizar conexiones de esos que hacen que te chorree el cerebro por las orejas.

También trajo un juego experimental, un cooperativo en el que versiones futuras de un astronauta viajan en el tiempo para ayudarse a sí mismo a superar las dificultades que aparecen en su camino de vuelta a la Tierra. No lo pude probar, pero quien sí pudo lo disfrutó mucho.

César, Adela y Angels con su nuevo cooperativo de viajes en el tiempo, ganas de probarlo aumentando.

César, Adela y Angels con su nuevo cooperativo de viajes en el tiempo, ganas de probarlo aumentando.

Tubex, giros y giros y caminos que aparecen y desaparecen, un quema-cerebros de los buenos.

Tubex, giros y giros y caminos que aparecen y desaparecen, un quema-cerebros de los buenos.

 

Por allí estaba también Odín con su Crazy Karts, al cual le tenía muchas ganas. Un juego al más puro estilo Mario kart™, sencillo y rápido. Bueno… rápido no de duración, si no de que los palos te caen rápido y a base de bien. Misiles, bombas, precipicios, tornados y un monster truck! en Crazy Karts se lían unas patateras de coches volando por los aires, empujones y mamporros que no tienen desperdicio.

Todos preparados para el pistoletazo de salida.

Todos preparados para el pistoletazo de salida.

Odín tiene el juego bien hilado y se ha trabajado una cantidad diferente de losetas de circuito impresionante que le añaden una rejugabilidad inmensa. Por cierto podéis apoyar el proyecto en Inventure Cloud.

 

El que no pude volver a jugar, pero espero hacerlo a la que me descuide es el Colorinto de Vasco Berzosa. Al menos pude explicárselo a unos chicos que miraban el juego con cara extraña en un ratillo que Vasco no estaba.

Este juego queda precioso lo montes como lo montes.

Este juego queda precioso lo montes como lo montes.

 

Colorinto, como dice el propio Vasco, es un sistema de juego. A partir de una pequeña premisa puedes desarrollar infinitud de juegos, tanto solitarios como grupales, al gusto.

La base del juego es la resolución de laberintos. Eliges un punto de entrada y tratas de realizar un recorrido para salir por otro sitio. Lo único es que para el recorrido eliges un color, y el trazado debe seguir siempre ese color. Ale! a ver quién es el primero en resolverlo.

 

Luego recaí en mi maldición personal. No hay manera de que César y yo nos saquemos un rato para probar nuestros prototipos, al menos pude ver el Pirate Rush en físico, algo es algo, snif.

 

Esto es todo lo que pude jugar al Pirate Rush: soltar las losetas en la mesa y hacer la foto, jooo.

Esto es todo lo que pude jugar al Pirate Rush: soltar las losetas en la mesa y hacer la foto, jooo.

 

Hubo un prototipo que destacó sobre todos los demás por méritos propios… más que nada porque con el escándalo que montaron, como para no destacar. Era el Señor Pepe Roma, lo podéis escuchar en dosdeadobe, y su Vuelta Rápida.

Un party de carreras de motos en el que hay que tratar de adivinar qué acciones ha realizado el jugador que le toca hacer su carrera. Para ello dispones de un manillar de moto y unos dados que indican el tipo de acción (girar, acelerar, frenar…) Te los pones en el manillar y haces la secuencia… tal cual, la haces. Te coges el manillar y te pones a gritar BRUMM BRUUUUUUMM ÑÑIIII BRUBRUMBURUMBUMBUM! y a girar a un lado y a otro como loco siguiendo las indicaciones de los dados. El resto de jugadores tratarán de adivinar la secuencia. Una risa.

El señor Pepe Roma y su Vuelta Rápida, con uno de los mejores gadgets que he visto en un jueg: el super manillar!

Pepe Roma y su Vuelta Rápida, con uno de los mejores gadgets que he visto en un juego: el super manillar!

 

Pero no todo fue enseñar y probar prototipos, también hubo tiempo para poder saludar a la gente, charlar un rato y echarnos unas risas.

Un servidor, el maestre Gonzo Bríos y la parejita jugona Farko y Fayzah. Foto épica de las jornadas.

Un servidor, el maestre Gonzo Bríos y la parejita jugona Farko y Fayzah. Foto épica de las jornadas.

El domingo fue más tranquilo. Sólo una partida a Una Vida de Gatos, pero una especial que llevaba pendiente desde la feria JugarxJugar con los chicos de Portal de Juegos. Si aún no los conocéis (muy mal) operan por la zona de Barcelona, están armados con juegos de mesa y hacen cosas muy buenas, sobre todo su reseña del Puerto Rico, que no tiene desperdicio.

Con ellos disfruté de una gran partida, donde hubieron arañazos, peleas, algunas siestas tranquilas y gatos colgados de las cortinas.

Partida intensa en la que no podías ni echar una siesta tranquilo para recuperar fuerzas.

Partida intensa en la que no podías ni echar una siesta tranquilo para recuperar fuerzas.

 

Las Jesta fueron mis primeras jornadas como autor amateur de juegos de mesa y por ello les tengo un cariño especial. Pero es que tanto la organización como la gente que va las convierten en algo especial año tras año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *